Se ha producido un error en este gadget.

domingo, 19 de junio de 2016

El mejor papá del mundo

Quien conoce a mi papá dirá que no es le hombre más elocuente que exitste, tampoco lo tildarán de ser el más divertido o el alma de la fiesta 

Sin embargo hay pocas cosas que conocen de él y lo hacen le mejor papá que cualquier podría desear, recuerdo quede niño me encantaba que me agarrara de los pies y me hiciera como péndulo, sabía que el nunca me dejaría caer y yo lo disfrutaba tanto. 

Mi papá es una especie de papá Ninja, si, de eso que se ocultan tras las sombras y nadie sabe que esta ahí, solo tu. Quizás no esté en la mayoría de las celebraciones por su trabajo, pero tiene la habilidad de hacer la persona más segura del mundo. 

Pocas veces te cuestionará y siempre ha dejado que cometa mis propios errores, pero como buen niño siempre siento su sombra guiándome en cada paso que doy para no dejarme caer, o si llego a flaquear el me levanta. 

Podrá ser un hombre de pocas palabras pero siempre sabrá sacarte una sonrisa, y ahora con su pelo encaneido y sus años encima no saben lo divertido que  es estar con el. Su risa burlona y sus incesantes ganas de despertarte un sábado temprano con alguno de sus cd's de Yani o el Huapango de Monclayo  cuando esta en casa, son símbolos que ha creado un gran hombre que ha hecho que nunca falte pan en la mesa (sobre todo dulce) que quizás le ha costado trabajo entender que los caminos que tomamos no son lo que el creía que podríamos tomar, sin embargo los acepta y alienta a seguir adelante. 

Cuando hablo con el siempre sé qué nunca dirá que no pero siempre terminará con estas pelabras: ¿estas seguro? si es lo mejor para ti adelante sabes que yo te apoyo. 

Y no saben lo importante que esto se ha vuelto para mi me han transformado en quien soy... 

Gracias por todo papá, en especial por tu apoyo y amor incondicional, por eso eres el mejor papá del mundo 

martes, 5 de abril de 2016

Salud emocional

Hoy me preguntaron cómo es que cuido mi salud emocional y de las cosas que he descubierto ahora que tengo 31 añotes, es que de cierta forma tengo, o el corazón blindado o muchas más experiencias de las que me atrevo a reconocer.

¿Por qué digo esto? Déjenme compartiles estas reglas que tengo:
1.-Yo estoy primero antes que cualquier situación.
2.-Decir lo que sientes, lo bonito y lo feo, lo que molesta y lo que enamora. (ahora muchas confusiones y te da varios: “te lo dije”, excepción de la regla 4)
3.-Si es necesario irme de donde estoy hacerlo, es más sano que estarse torturando (a veces salirse de un lugar es lo mas sano y quizás lo más doloroso) .
4.-No conestar enojado, esta por demás decir que van a salir cosas que uno no quiere decir o sentir, uno es exclavo de sus palabras y dueño de su silencio.

Si a eso le sumamos que pocas cosas me sorprenden (si, primer síntoma de que dejas de ser inocente es que pierdes la capacidad de sorpresa)...Pues queda un asi como una gelatina al rededor de mis emociones. Puedes tratar de golpear mi corazón pero la gelatina absorve el golpe, no digo que no afecte pero al final, repelo todo ese daño.

Un poco insensible... si, pero seamos honestos, ayuda a no tener que temer por el gosthing (googleenlo), unfinish business with the past, falta de atención, o simplmente esperar que la persona no sea quien creías que sea.

A poco no es odioso que las personas cambién su actitud de la noche a la mañana, nada más porque si, con el conque de “así soy”. (mejor pateenme en la cara), con ganas de contestar: si así eres no me ubiera fijado en ti...

Creo que al final o más bien al inicio, todo mundo traemos nuestras propias situaciónes y es cuestion de confianza y conviviencia saber cuales baja uno y cuales mantiene en alto y cuando huir, ejemplo:

a)Si la persona en cuestión necesita mucha atención y sube selfies, y esta en espera de que sus 10.000 amigos de fb le den like: uuuyeeee, nunca podrás podras competir con sus ganas de sentir aprovación del mundo y quedarás mucho muy frustrado.

b) estx individux habla más con x persona que contigo (familiares no incluidos), Corre y cuentaselo a quien más confianza le tengas, no hay espacio para ti en su no-relación. Pero seguramente estas preguntandote: ¿Emmanuel cómo voy a saber eso? Vamos no necesitas espiarle el celular, simplemente date cuenta que como se desconecta del mundo para mandarle whatsapp a la persona en cuestión, ya esten caminando, cenando, platicato, etc. Y la persona en cuestión puede ser un “amigx”, un ex, un alguien del otro lado del mundo que son super amigos por fb. Y la lista sigue.

c)Si tiene algun perfil en alguna red social de hook up (tinder, sincity etc) “para conocer amigos”, bueno el chiste se cuenta solo.

Vamos si crees que es el la persona de tus sueños, hablalo, pregunta, nunca supongas, pero hagas lo que hagas, nunca desconfies de tu sexto sentido, el siempre tiene razón porque una cosa es creer y otra cosa querer creerle.

Espero este breve espacio de lectura les resulte útil y les evien una que otra estrellada en el futuro.

Saludos, su amigo E .  

lunes, 8 de febrero de 2016

Y entonces así empecé los 31


Viendo mi trabajo en este blog, me doy cuenta que tengo una idea muy clara de cómo quiero que sean mis relaciones, cómo conceptualizo y vivo una.

Sin embargo ahora me gustaría hablar de esta parte que creo que he dejado completamente a un lado, apenas quizás mencionandola brevemente en algún post, aunque lo más seguro es que no lo haya hecho.

Es el amor hacía aquella persona que debemos amar incondicionalmente, aceptarla tal cuál como es pues vivos con ella toda nuestra vida: Nosotros mismos.

Por más raro que esto suene, ha sido quizás la relación más olvidada y menos profunda que había tenido hasta hace unos meses que decidí re tomarme a mi, como centro de mi universo. No crean que antes no me quería, siempre lo he hecho y mucho, pero como toda relación, si no la nutres, cuidas y apoyas, pues no da lo mejor de si.

No fue un proceso fácil darme cuenta lo extraño que era yo para mi mismo, todo empezó una mañana cuando me lavaba la cara y me encontré un par de canas que antes no conocía, me fijé aún más y descubrí unas tenues líneas de expresión dibujadas en mis ojos por tanto reír... y entonces acerté en que tenía mucho tiempo viéndome pero no mirándome, descubrí mis ojos cansados, torpeza en algunos movimientos y fue como un amor a segunda vista.

Fue un despertar frio, hacer consciencia de quien era yo frente al espejo y preguntarme ¿Quién eres?

Los siguientes días, semanas y meses fueron muy interesantes después de este nuevo despertar, pues hice conciencia de cuanto había perdido, cuanto había ganado, qué había aprendido y qué había olvidado estos últimos 30 años, me descubrí habiendo cosas que no me gustaban pero sin embargo las hacía por costumbre, también encontré que algunos gustos habían cambiado tan paulatinamente que no reparé en cuando había pasado, lo más fascinante fue cuando en una situación alguien me dijo: “no sabía que fueras ese tipo de persona”.

Fue el momento más revelador que tuve en este proceso, esas palabras retumbaron haciendo eco en mi cabeza ¿qué tipo de persona soy?

Ahora puedo decir que soy esa clase de persona que a aprendido a tener un equilibrio, pero le encanta perderlo, que le gusta respirar pero ama que le roben el aliento, que cree que el amor lo puede conquistar todo, pero se gana una batalla a la vez.

También aprendí que hay cosas no quiero o no me sirven dentro de mi como: el rencor, o el miedo a perder; otras que he dejado en menor cantidad - como lo odioso o lo dramático- y hay otras cosas que creo que tengo que incluir, otras retomar y una que otra alimentar, pero puedo decir que me siento muy bien conmigo mismo.

Ahora en mi año 1 de los 30's me parezco más al adulto que no sabía que quería ser. 

domingo, 20 de abril de 2014

Mío

Antes de empezar este entrada, debo decir que esto que escribo no va dirigido a nadie en especial, más bien todo lo contrario, si no entiendes trataré de explicarlo de la forma mas sencilla: Lo que aquí escribo es mi pensar, como debería o me gustaría que fuera algo, en especial, es mi opinión sobre un hecho, un punto de vista, no tiene nada que ver con ningún personaje que exista en mi vida, o quizás sí pero pues... eso aún no lo sé, lee y descubre por que la confusión.

Muchas veces me he preguntado por qué soy cómo soy, pienso que la vida me ha enseñado algunas lecciones, otras tantas las he aprendido de mis padres, amigos y otras tantas de mi sistema familiar. 

Ahora pues es tiempo  que les comparta algo muy personal, algo que nunca había tenido el valor de expresar con las palabras tan bien escogidas.

Resulta que me gusta el romance, me gusta creer en el amor porque mi historia familiar esta llena de esas anécdotas que de solo recordarlas pienso lo afortunado que han sido. 

Comenzaré con mis abuelos paternos y trataré de ser breve, corría la primera parte de los años 40's, cuando mi abuela, regresaba en tren de Veracruz hacia el DF, viaje que duraba 12 horas en aquel entonces, cuando vío a un grupo de estudiantes, parecía que en cualquier momento la abordaría, pero ella se negaba a cruzar palabra cualquiera de ellos.  Pero ¡Oh sorpresa! cuando tuvo que pararse a estirar las piernas, un de esos estudiantes, se le acercó, no dijo nada y le dio la mano, le dio las buenas tardes y se retiró junto con el resto de los muchachos. 

Otra historia sería si mi abuela no hubiera extendido esa mano, cuando se alejó apretó fuertemente el papel que él le había dado, cuidándose de que su tía no viera lo que acababa de pasar. 

Sobra decir que el era mi abuelo, le dejo sus teléfono y empezaron a comunicarse, mi abuela por decisión de sus tíos ya que a ellos no les gustaba el pretendiente que tenía, la enviaron algunos años a otro país, inclusive cuenta la historia que otro hombre le había pedido matrimonio, pero fueron las cartas de amor de mi abuelo, que nunca dejó de mandar, las que terminaron de cautivaron su corazón... y regresó con el y se casaron en secreto. (y aquí entre nos, no sé si yo tenga talento, pero creo que mi gusto por escribir es un gusto heredado de mi abuelo Chucho).

Hablando ahora de mi otro abuelo,el materno, la verdad creo que jamás vi tanto amor en sus ojos como cuando observaba a mi abuela, aún a sus 80 y tantos años, la forma en la que la veía, el sabía que era el gran amor de su vida, su mirada era capaz de expresaba tal amor y devoción en sus cansados ojos verdes que de verlo no quedaba más que suspirar... y se estarán preguntando por que es otro gran romántico, es muy fácil, el día que el falleció lo último que hizo, con último suspiro, con las últimas fuerzas que su cuerpo perdía latido a latido lo que hizo fue besar en los labios a mi abuela. 

Insisto aunque queridos lectores crean que son pocos ejemplos ( podría escribir cientos más) lo que trato de expresar es que yo quiero eso, una historia de amor para mi, que sea mía, que libre batallas, que el tiempo se su aliado y no su verdugo, que sepa que estoy dispuesto a entregar mi último aliento en sus labios y a escribir mil cartas de amor si es necesario, que entienda que mi amor es más grande que sus pensamientos, que me entrego no solo en cuerpo sino también entrego mi alma, quiero amar y que me amen, quiero inspirar amor a quien nos vea, quiero que cuando leas esto, si eres tu por quien debo pelear, te des cuenta que una lágrima esta rodando por tu mejilla, y no de dolor ni tristeza, es una lágrima que representa la seguridad de que nunca volverás a sentir soledad, que en mi encontrarás un compañero de vida dispuesto a todo... hasta morir por ti.

LLega un momento en el que casi cumplo 30 años y a decir verdad, esta historia de amor que quiero vivir cada vez dudo más que la llegue a vivir, quizás me entrego demasiado, y ahora mi corazón afronta cada termino volviéndose un poquito mas duro, haciendo mi mirada más sería  y mi sonrisa menos sincera, me gusta creer que existes, que estas ahí, que siempre estuviste ahí en los mismos lugares, cerca de las mismas personas, y que si no nos vimos fue porque no estábamos listos a entender nuestro amor... 

No quiero perder la esperanza de que un día alguien llegará a mi puerta, ni siquiera con flores, ni regalos o una gran carta de amor, lo único que necesito es un pequeño pedazo de papel que diga: eres mío como yo soy tuyo.  

-E-

miércoles, 9 de abril de 2014

Necesito Fluir (Suspiro en un sueño parte 2)

¿Nunca les ha pasado que se sienten atrapados en momento? ¿que necesitan moverse? ¿avanzar?

Detesto sentir me así, sin ninguna locomoción, con tanto dentro de mi queriéndome impulsar hacia adelante, tanto sentimientos, tanta vida, tanto de mi que aún no comprendo. 

Lo peor, es que de alguna forma yo me puse en esta situación, ese pequeña voz en tu cabeza que te dice: no lo hagas, no digas nada, no seas terco; la ignoré, tenía que saber si era verdad lo que veía, lo que tu no te dabas cuenta, lo que tantos conflictos nos causó. 

De alguna forma me siento tan culpable de haber arruinado algo perfecto, no sabes la impotencia que siento cuando inclusive tú sabes que estando conmigo, no se ve un final en el horizonte, quizás no estas listo para un viaje tan largo, quizás sí, pero sé jamás disfrutarías el viaje pensando que lo que hubiera pasado si no dejabas en claro ese sentimiento que había ahí. 

Debo decir que me da miedo que te acostumbres a estar entre dos decisiones, es muy larga la espera y es muy poco el oxígeno en el planeta. 

Esta falta de locomoción en mi vida me hace sentir una especie de agonía, no puedo llorar por un desamor, no puedo reír por estar contigo, es efímero el momento, tan desesperante pues nunca he sido competitivo, no quiero perderte, pero el peso de la incertidumbre me asfixia.

Mi mente dice: corre aléjate, busca aire y mi corazón dice: quédate lo vale, lo que sentiste fue real, y todo lo que se hace real con el corazón prevalece y supera todo. 

Quiero empezar a moverme, no me importa si tengo que sufrir, no me importa que me hagan daño, tengo que caminar, no me importa si camino hacia ti o tengo que caminar en dirección contraria. 

No sé si poco o mucho me ha enseñado esta vida, pero la verdad es que siendo honesto conmigo y contigo, si tu decisión llega a dolerme, lo aceptaré,  pero no sufriré. Su tu eliges que yo tome otro camino no dudaré de tu elección y siempre recordaré el sendero que me llevó a ti.

¿Te preguntas por qué? es fácil, porque lo que siento por ti es algo más grande que yo, porque mi amor no es egoísta, porque mi amor no condiciona, porque mi amor es paciente aunque mi corazón no tanto, mi amor es capaz de producir más amor y porque mi Amor es

Te he dicho lo que siento por ti es amo tu sonrisa, amo tu felicidad, amo la tranquilidad de tu alma y tu corazón, amo la honestidad con la que vives, amo el valor de tus acciones, amo la forma en la que ríes, amo tus defectos y razones, por que eso es lo que te hace único, te lo digo ahora y lo podría repetir mil veces más. 

Quiero que no tengas dudas, quiero verte feliz de nuevo, quiero verte esa seguridad que te caracteriza, quiero ver como la alegría llena tus ojos, quiero que vuelvas a dormir profundamente, quiero que entiendas que esto es lo que siento por ti, por que te amo, estés conmigo o con alguien más. 

Lo que trato decir es que no hay que tener miedo en tomar una decisión por afectar a alguien, al final es mejor decir no y que se molesten con uno, que decir si y estar molesto con uno mismo. 

Pues ahora yo necesito fluir, ser parte del aire y liberar mis miedos, necesito fluir ser parte de la lluvia y limpiar mi alma y empezar de nuevo... tú y yo o primero tú.... y luego yo. 

-E-

Suspiro en un sueño.

Hoy desperté y en mi mente no había ni pies ni cabeza, la amarga espera de una resolución vuelve loca a mente. 

Pero dentro de todo ese caos veo algo de cordura, veo algo que si entiendo, cierro los ojos y vuelvo a soñar, ahí  es más fácil entender lo que pasa.

Sueño que me quieres sin dudas, sin segundos pensamientos, 
Sueño que dejo de ser una opción para ser tu prioridad. 
Sueño que me quieres tal y como soy, sin cambiarme, sin miedo. 
Sueño que mis alegrías son las tuyas, que compartimos no solo miradas. 
Sueño que tengo anhelos que ni siquiera sabía que tenia, pero gracias a ti los encontré. 
Sueño que que me quieres sin condiciones, como yo te quiero a ti.
Sueño que ya no tengo que vivir pensando en que este será el último beso que te daré. 
Sueño que nuestros pies se entrelazan en las noches cálidas y nos abrazamos en las noches frías. 
Sueño que no necesito de tu romanticismo para saber que me quieres. 
Sueño que podemos pasar horas sin hablar de nada o hablando de todo como siempre lo hicimos. 
Sueño que con ese mensaje que me enviaste donde estabas seguro de estar conmigo, que la distancia te había hecho entender eso. 
Sueño que contigo nunca más tendré que volver a empezar, por que tu eres el comienzo de mi vida.

Y entonces... 

Despierto solo en mi habitación, para saber que en algún momento, por más breve que fue, tuve todo esto y mucho, mucho más, y es cuando me pregunto... ¿lo volveré a tener?

Tan difícil respuesta querer descifrar los asuntos del corazón, pero con certeza sé, que no importa lo que elijas, yo encontraré paz en mi corazón. 

miércoles, 11 de enero de 2012

Carta a mi Abuelo

Querido Papi Beto:

Que difícil es despedirme de tu cuerpo terrenal, que difícil se me hace pensar en extrañarte.
¿Sabes? Me gustaría saber que te vas a levantar, regañando a todos por hacer tanto aspaviento, por exagerados y ridículos, pero no te hagas, si todos sabemos que te encanta que te apapachen. Y por lo exagerado pues bueno, jamás dejaremos de ser De la Torre.

Es extraño pensar en llegar a tu casa y no oler tus frijolitos, que aquí entre nos, sabemos que lo mero bueno es la manteca que escondes en el refrigerador, tus cebollitas en salsa inglesa, tus carnitas de la Torre, los buñueos navideños o unos huevitos de godorniz, que cinco de ellos son igual de efectivos que una pastillita azul.

Poder acompañarte a ver tus ofertas en todos los super mercados, o lo sutil de hacerte un favor... ahorita, sino buscar a alguien más para que te lo hiciera.

Las comidas familiares serán algo extrañas sin tus historias de arangue o como se escriba, que jamas supe como se decia. O la forma en la que te quedabas callado como protesta porque no te dejaban hablar. El verte dormido en el sofá para luego regañar a mi abuela y decirle que tu no te dormiste.

El verte sentado callado bañandote de sol en tu cuarto, viendo todo una historia de vida ahi, esperando los oídos de tus hijos, tus nietos y tus bisnietos.

Papi, por favor vete tranquilo, nada nos falta, con tu ejemplo nos has enseñado a ser fuertes, a ser valientes y amorosos. Has construido una familia que ya cuatro generaciones te ha llenado de besos, abrazos y mucho mucho amor.

Nos has llenado de papas, mamás, tíos, tías, primos, primas, sobrinos, sobrinas, nietos, nietas, bisnietos, y bisnietas. Pero nunca nunca habrá otro Papi Beto como tu más que abuelo, eres Padre.

Lo que quiero decirte es que  no importa donde la vida nos lleve, que sea de nosotros, tu nunca vas a morir. Vivirás en nuestras casas con tus recetas, vivirás en nuestras comidas con tus anécdotas, estarás en nuestra vida con las exageraciones del día a día, vivirás en nuestros corazones con el amor que nos dejaste, siempre serás parte de mi memoria, de mi vida.

Tu presencia si me hará mucha falta, y con lágrimas pasará mucho tiempo antes de poder aprender que vives y vivirás siempre en mi en mis memorias, en mi corazón y en mi sangre.

Sé que hoy te lloraré y yo te tranquilizaré, y con el tiempo, el recordarte se convertirá en un suspiro de añoranza y melancolía, cerrándose con una sonrisa de gozo al saber que tu y yo estamos bien, gracias a toda la alegría que pusiste en mi vida mi.

Gracias Papi por nunca morir.