Se ha producido un error en este gadget.

lunes, 28 de febrero de 2011

A veces... Que rico es quejarse.

Apoco no, el hacer esos sonidos guturales cuando nos duele la pancita, o nos sentimos mal, nos dan un alivio, no sé si meramente psicológico, pero ¡¿Quién no ha hecho un auh auh auh cuando se machuca un pie.. o un Ummmmmm!!!! cuando se pega en el dedo chico del pie?!.

Y no solo eso, quién no se ha quejado de su jefe: Que ¿qué? le pasa por ______________ (llene el espacio en blanco), o las interminables pláticas en la pubertad quejándonos de lo incomprendidos que éramos por nuestros padres (algunos siguen con esas pláticas a la fecha). Y claro también los papás quejándose amargamente de sus hijos.

Quien tiene perro o mascota, también se quejará hasta de su amigo más fiel amargamente en la primera oportunidad que tenga: es que se orino en tal lugar, es que mordió, es ladró, es que no aprende.

Si tienes auto, te quejarás energicamente del tráfico, el alza de la gasolina, los motociclistas, combieros, camioneros, en si de cualquier otro vehículo que TU no estés manejando.

Si eres pachoncit@, te quejarás tristemente de porque no bajas, o porqué la comida sabe tan buena, porque si sales a caminar toooodos los días, nomas no bajas. Y si eres flac@ uff, es que no tengo nalgas, o chichis (dependiendo en caso, y la queja es mayor cuando eres flaco y quieres tener chichis, pero ese es otro tipo de queja, que honestamente no mencionaré aquí).


Las chinas quieren ser lacias. pero ellas YA NO se quejan. se compran sus planchas de cerámica,

Los solteros se quejan de ser solteros, y los casados... ya ni hablan para no tener problemas con su mujer.

Cuando eres niño te quejas amargamente de que quieres ser grande para poder hacer mas cosas, y cuando eres grande reclamas la felicidad de cuando tenias 2 años, que tu mayor problema era conseguir que te dieran un dulce y un pañal limpio.

Y así podría seguir, pero la verdad, ya me cansé (queja). Solo les propongo que se dejen de quejar, y se empiezen a ocupar, si yo sé que derrrepente es rico hacerlo en confianza, pero no hay que abusar, recuerda la vida quizás no sea justa a nuestros ojos, pero en el gran diseño del Ser superior en el que creas SI.

Así que cuando veas a un ciclista, no le eches el carro ni te quejes de el.. Podría ser YO!